Gaudium 534

¡No era penal!

 

Se acabó el Mundial. Ahora todo regresa a la normalidad, y al final, se siente una cierta nostalgia por el término del torneo más grande y famoso del mundo por lo que a futbol soccer se refiere. Pero esto, nos deja varias enseñanzas.

 

La Selección Mexicana, pasó a la justa mundialista, no gracias a sus propios méritos, sino más bien gracias a los goles de Estados Unidos. En un tiempo récord, la Selección Mexicana tuvo a tres directores técnicos que no se veía por dónde llevarían a México al Mundial.

 

El último director técnico, Miguel “El Piojo Herrera”, fue sacado ya como una última opción y como dando “patadas de ahogado” para sobrevivir al Mundial, y logró ganarle a Nueva Zelanda, a quien-dicen los expertos- hasta el equipo más malo de la liga MX, hubiera podido ganarle.

 

Cuando se fueron al Mundial, nadie daba un cacahuate por ellos. La gran mayoría decía que con que ganaran el primer partido contra Camerún, sería más que suficiente, y que se darían por satisfechos; lo demás, ya sería ganancia, y ¡vaya que fue ganancia! Pues cada partido que fue jugando, sorprendía a propios y a extraños, según lo que se podía observar en las redes sociales con carácter de broma con respecto a la actuación de los seleccionados mexicanos, pues cuando pasó a jugar contra Brasil, hasta los especialistas acérrimos, decían que México perdería contra el anfitrión, por lo menos 2-0, y ¡Oh sorpresa! El atajadón de Guillermo Ochoa, le dio la vuelta al mundo, y el conjunto brasileño, que era uno de los favoritos para la copa, tuvo que irse sin poderle ganar a México, el que pasó de “panzazo” al Mundial.

 

Pero si Brasil no había podido ganar a México, había sido por “buena suerte” –pensaban algunos-, y ahora contra Croacia, sería el fin del Mundial para México que no podría pasar ahora ni siquiera al cuarto partido, ¡mucho menos al quinto!, pero ¡Oh sorpresa! También le ganó a Croacia, y ¡de qué manera! Ahora nadie la podía creer, pero por fin México se había ganado el respeto de los propios, y también los contrincantes, ya que según las declaraciones de los rivales, México estaba bien posicionado, y había sorprendido al mundo, pues era una selección, que se levantó de las cenizas.

 

En su juego ante Holanda, todo mundo tenía la firme esperanza de que por primera vez, México superaría los octavos de final, y pasaría a los cuartos de final, y… a la semifinal, y… ¿por qué no? ¡estaría en la final! Ahora, todo sería posible, el ánimo del mexicano había crecido y nos la creímos que podríamos traer esa anhelada copa del mundo. Cuando México anotó el primer gol, todo mundo estalló de alegría, todo era algarabía y había esperanzas, aún cuando llegó el gol del empate por parte de Holanda, “Naranja Mecánica”, uno de los favoritos del Mundial, pero llegó la desgracia: un clavado de Robben, que engañó al árbitro y fue la desgracia de la Selección Mexicana, porque ¡no era penal!, eso le hacía quedar fuera a la Selección Nacional, pero aún albergaban en ellos la mínima esperanza de una decisión de la FIFA que favoreciera retroactivamente a México, pero no fue así. El país nuevamente se quedó con la insatisfacción de no poder superar la maldición del 5º partido, y tuvo que regresar a casa, pero no cabizbajos, sino con la frente en alto, pues no era el mismo equipo que se fue, sino que era otro, más fuerte, más consolidado, y sobre todo, con más crédito. Así, el Presidente Enrique Peña Nieto los recibió en la Residencia Oficial de los Pinos donde a nombre de todo México, agradeció a los jugadores su entrega y su entereza en dejar en alto el nombre de México.

 

Efectivamente ¡no era penal!, y ese mal sabor de boca se nos va a quedar, porque pudimos soñar que podríamos haber estado en los tres primeros lugares, pero ahora la actitud es diferente, México recuperó su lugar que le correspondía en el Mundial, y no será descabellado ir preparando la copa para Rusia 2018, por eso ¡hacia delante! ¿o nos vamos a quedar lamentándonos siempre de que ‘no era penal’?

INAUGURA COLOQUIO MÉXICO-SANTA SEDE SOBRE MIGRACIÓN Y DESARROLLO

 

MÉXICO D.F., 14 de julio 2014 (CEM).- La mañana del 14 de julio se realizó, la inauguración del Coloquio México-Santa Sede sobre Migración y Desarrollo, el Secretario de Relaciones Exteriores de México, Dr. José Antonio Meade, luego de dar la bienvenida al Secretario de Estado de la Santa Sede, Card. Pietro Parolin, se manifestó por políticas migratorias humanas que brinden seguridad, acceso a servicios de salud, etc. También habló de la necesidad de acciones conjuntas entre los países de origen, tránsito y destino. Pidió tener en cuenta el aporte de la migración, como quedó evidenciado en el Mundial de Fútbol, en el que uno de cada diez jugadores provenían de una nación diferente por la que jugaron. Finalmente, señaló que México y la Santa Sede promueven la colaboración entre los países procedencia y de destino.

Por su parte, el Nuncio Apostólico en México, Mons. Christophe Pierre, dio lectura al mensaje del Papa Francisco, quien señala que frente al fenómeno de la migración hemos de escuchar la llamada de Jesús a discernir signos de los tiempos. Así comprenderemos uno de los hechos sociales que caracteriza a nuestras sociedades, con retos y promesas: la migración.

Ante el drama de la violación de los derechos humanos, la violencia, la separación de la familia, el racismo y la xenofobia, el Papa pide cambiar la perspectiva defensiva de miedo, desinterés y marginación, por una cultura del encuentro, para construir un mundo mejor.

El Santo Padre comenta que la emergencia de los niños de México y Centroamérica que migran solos a Estados Unidos, empujados por la pobreza y la violencia, reclama acciones para protegerlos y acogerlos. Así mismo, pide políticas informativas sobre los peligros del viaje, promoción en los países de origen y formas de migración segura. Finalmente, agradece el presente Coloquio y bendice a los participantes.

En su intervención, el Secretario de Estado de la Santa Sede, Card. Pietro Parolin, tras recordar los años en los que residió en México en el servicio diplomático de la Santa Sede, comentó que el reconocimiento de la libertad religiosa hace posible el diálogo y la colaboración en beneficio de todas las personas.

Comentó que uno de los aportes del cristianismo, recogido por la Ilustración, es la fraternidad universal, como lo encontramos en el libro del Génesis, que habla de que todos somos iguales, libres y hermanos.

Señaló que el reconocimiento y la protección de los derechos humanos ha sido un proceso no exento de dificultades. Y afirmó que se ha hecho evidente que la fuente del derecho es el reconocimiento de la dignidad de toda persona.

El Card. Parolin se refirió al universo del dolor que viven los migrantes: pobreza, violencia, trata de personas, etc. “Esto -dijo- no puede dejarnos indiferentes”. Recordó que el progreso se logra, no sólo con intercambio comercial y financiero, sino promoviendo el desarrollo humano y el reconocimiento de que todos formamos una familia.

Comentó que los países que saben ver a los migrantes como portadores de oportunidades y los integran, dan a la entera comunidad internacional un mensaje de solidez y garantía que genera progreso.

El Secretario de Estado de la Santa Sede recordó que la Iglesia ha trabajado por el reconocimiento de los derechos de los ciudadanos, promoviendo sociedades en las que haya confianza entre autoridades, empresarios, organismos y ciudadanos. Y afirmó que sólo una sociedad en la que hay confianza tiene futuro.

Señaló que el fenómeno de la migración requiere, no sólo soluciones jurídicas o policiales, sino ante todo una conversión cultural y social que permita pasar de la cerrazón al encuentro.

Respecto al drama de los niños y adolescentes que han migrado irregularmente a los Estados Unidos sin compañía de adultos, urgió a políticas que busquen protegerlos.

Ante los retos actuales del fenómeno migratorio, el Secretario de Estado de la Santa Sede, exhortó: “Hagamos posible lo que parece imposible”.

Por su parte, la Subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos, Mtra. María Mercedes del Carmen Guillén Vicente, hizo notar que la movilidad continuará y que esto requiere promover seguridad, orden, legalidad y dignidad. Recordando las acciones que el Gobierno de México ha implementado en esta materia, llamó a superar la cultura del rechazo y a promover una cultura del encuentro.

Crisis humanitaria y reformas

 

La realidad de tantos niños inmigrantes que se encuentran en la frontera con los Estados Unidos ha venido a detonar, todavía más, el escándalo del fenómeno migratorio que se vive en nuestro continente, principalmente por el afán de muchos connacionales y personas de Latinoamérica de querer llegar al país del norte.

Leer más ...

El Espíritu Santo nos enseña, nos recuerda y nos hace hablar. El Papa en Pentecostés

Pág 4 El Espíritu Santo nos enseña“Un cristiano sin memoria no es un verdadero cristiano: es un hombre o una mujer prisionero del momento, que no sabe atesorar su historia, no sabe leerla y vivirla como historia de salvación. En cambio, con la ayuda del Espíritu Santo, podemos interpretar las inspiraciones interiores y los acontecimientos de la vida a la luz de las palabras de Jesús”.

Leer más ...

El Presidente Enrique Peña Nieto invita oficialmente al Papa Francisco a visitar México

 LIBERTAD RELIGIOSA Y POBREZA EN LA CHARLA QUE TUVIERON EL PAPA FRANCISCO Y EL PRESIDENTE MEXICANO.

 

Pág 3 Peña Nieto invitación oficial al Papa Francisco a visiCon el título anterior describen en Roma el encuentro entre el Papa Francisco y el Presidente Enrique Peña Nieto. El 7 de junio se corroboró la invitación oficial del Primer Mandatario mexicano al Papa Francisco a visitar México.

Leer más ...

Buscar en el Gaudium

Última Semana

GAUDIUM533
Da Clic en la imagen para leer el periódico de la semana

Lectores Gaudium

Acceder con Facebook
Últimas visitas
Desarrollado por Sociable!