Esta Semana

“ADORADO SEA EL SANTÍSIMO SACRAMENTO DEL ALTAR” SOLEMNIDAD DIOCESANA DE CORPUS CHRISTI

LEÓN GTO., a 03 de junio de 2010.- La tradicional celebración de Corpus Christi a nivel diocesano se llevó a cabo el pasado jueves en el centro de León con una muy solemne Eucaristía en la zona peatonal, justamente al frente de la Parroquia del Sagrario, donde se congregó una gran cantidad de fieles que llenaron la Plaza Principal. Sacerdotes, comunidades de religiosas y el Seminario Diocesano asistieron junto con gran cantidad de feligresía de la Diócesis a esta celebración.

Especialmente se hicieron presentes algunos grupos de Ministros Extraordinarios para la distribución de la Sagrada Comunión que colaboraron de forma activa en la celebración. Este es un día Eucarístico por excelencia y con toda claridad lo describió Mons. Martín Rábago en su predicación: “Estamos celebrando la fiesta de Eucaristía, es Corpus, la fiesta del Cuerpo de Cristo Jesús, congregados por la fuerza del Espíritu Santo estamos reunidos para celebrar el memorial, recuerdo y actualización del ofrecimiento que Cristo hizo de su vida por nosotros para rescatarnos a todos”.

La Misa fue celebrada con toda su belleza y dignidad, y los fieles participaron con mucha devoción respondiendo y cantando. Después de la Sagrada Eucaristía se hizo la peregrinación con el Santísimo Sacramento expuesto y colocado sobre un carro alegórico bellamente adornado para la ocasión. Desde la Plaza Principal hasta la Plaza Expiatorio, pasando por toda la Calle Madero donde fueron colocados altares para hacer una estación en cada altar, junto con algunos cantos y oraciones que fueron dirigiendo los sacerdotes asistentes.

A lo largo del trayecto se podía ver a los files con una devoción heroica que les hizo tener la fuerza de adorar a Cristo de rodillas incluso en los últimos momentos de la extendida peregrinación. La meta se alcanzó al llegar a la Plaza Expiatorio donde estaba ya colocado el altar final en forma de Cruz, con el costado iluminado del magnífico Templo Expiatorio como fondo, el momento de adoración final fue más que sublime.

Fue esta una gran manifestación piadosa que el pueblo leonés le rindió a Cristo Rey del Universo, Rey de la Nación Mexicana: “Acompañando a Cristo en esta peregrinación por el centro de la ciudad, manifestación de fe, hemos dado un testimonio de fe y de respeto”, afirmó el Sr. Arzobispo. También agradeció puntualmente a quienes pusieron su empeño por que todo saliera bien en esta fiesta.

Cuando se terminó todo el momento de adoración, el padre Jesús Reyes, presentó una sorpresa final, una impresionante presentación de pirotecnia en plena Plaza Expiatorio que hizo vibrar a todos los asistentes iluminando el cielo del centro leonés y los ojos de los fieles con múltiples colores y formas. Los sonidos de la pirotecnia eran una alabanza más a Cristo en esta noche especial. Todos los elementos de la celebración hicieron resaltar la importancia de esta celebración ya antigua en la Iglesia universal que data desde la Edad Media, cercano al siglo XIII y remontaron a los numerosos milagros eucarísticos que la presencia de Cristo ha realizado en todo el orbe y que han ido afianzando esta celebración del milagroso Cuerpo de Cristo.

El Sr. Cura José de Jesús Reyes Romero, organizador del Corpus Diocesano, al finalizar todo el evento nos compartió su sentir: “Estoy muy contento, la participación de la gente es mucha, creo que la Plaza Expiatorio se prestó para poder terminar con la bendición del Santísimo, parece ser que cada año vamos aumentando más el número de feligreses a la participación de esta gran fiesta de Corpus Christi”.

Leave a Reply


*
Acceder con Facebook

Buscar en el Gaudium

Semana Pasada

GAUDIUM538
Da Clic en la imagen para leer el periódico de la semana

Lectores Gaudium

Acceder con Facebook
Últimas visitas
Desarrollado por Sociable!